Enviar a email
  

  
Viernes 04/Dic Viernes, 4 de Diciembre de 2020

Gestión de empresa

Artículos e información de interés para las empresas

Tiempo de lectura:
03:31 min.
24/Ene/2012
Emprendedor Sublime

11 técnicas útiles para que tu empresa aparente más tamaño del que tiene en realidad. ¡Ser pequeño y aparentar ser grande!

Hay veces que dejar ver el pequeño tamaño de tu empresa puede ser un obstáculo para crecer. Las nuevas tecnologías, el mercado de servicios auxiliares y un poco de imaginación te ayudarán a parecer más grande.

Las micropymes pueden perder muchos negocios por su pequeño tamaño, por lo que muchas ponen en marcha una serie de medidas para maquillar temporalmente esta situación.
Tener una oficina elegante para mantener reuniones con los clientes, una secretaria que te gestione las citas, una estructura amplia de personal, una web que dé buena imagen... Sin apenas coste, o bien por muy poco dinero, tú también puedes disponer de todos estos valores.

En muchas ocasiones, comportarse como los grandes, puede ser útil para conseguir un serie de beneficios como los siguientes:
Muestra fortaleza.
Destaca y diferénciate. En sectores saturados como la asesoría y la consultoría, donde la oferta se basa en la capacitación personal, los elementos externos pueden ser el punto diferenciador. Una web impactante se recuerda mejor que un currículum magnífico.
Esforzarse por parecer más grande suele conllevar una mejora en la atención a clientes y proveedores, lo que, a su vez, favorecerá su opinión sobre la empresa.
Para atraer a los inversores. El tamaño es un síntoma de buena salud, aún lo es más transmitir esa imagen ante un inversor. Es cierto que estudiará bien las cuentas, pero demostrarle que la empresa tiene vocación ganadora siempre será un punto a favor.

1. Tu despacho, siempre de lujo.
Hay sectores en los que es fundamental contar con una oficina de buen aspecto, preferiblemente en una zona representativa.
Puedes recurrir a los centros de negocios que ofrecen despachos amueblados, con personal de recepción y otros servicios administrativos y auxiliares.
La opción más habitual es el alquiler mensual, pero también se puede contratar el despacho por horas o determinados días a la semana. Así es fácil programar la agenda para recibir las visitas siempre los mismos días en el despacho y realizar el resto de tareas en tu oficina habitual.

2. A falta de secretaria, pon un asistente virtual.
Pedir a tu secretaria que llame a tus clientes para concertar una cita, en vez de hacerlo tú, es un salto de nivel. Si necesitas apoyo administrativo o personal de atención al cliente, pero no hace falta que trabajen en tu oficina, recurre a un asistente virtual.

3. Cambia viajes por videoconferencias.
Olvídate de viajar de cualquier manera: el medio de transporte o el hotel que elijas dirán mucho de tu empresa. Si no puedes permitirte grandes gastos, sugiere a tus interlocutores mantener la reunión por videoconferencia.

4. Documentación especializada, en la biblioteca.
Cuando tengas que elaborar un informe técnico, recuerda que las cámaras de comercio, universidades, centros de investigación y colegios profesionales cuentan con bibliotecas especializadas con información que aún no puede encontrarse en internet. Tendrás acceso a bases de datos, informes económicos y otros fondos documentales que no siempre están en Internet, o bien son de pago.

5. Reuniones de alto nivel.
Quizá no tengas una oficina apta para recibir visitas, mantener una reunión u organizar un pequeño evento. Propón a tus clientes o partners organizar los encuentros en sus instalaciones. Si no es posible, siempre puedes alquilar una sala de reuniones en un centro de negocios.

6. Trabaja con asociados.
Una forma de tener oficina y personal administrativo, pero sin asumir todos los gastos, es compartirla con otros profesionales, preferiblemente de áreas similares. No es necesario crear una sociedad formal.

7. Vende tu presencia.
Convierte la falta de oficina en una ventaja: máxima movilidad. Si sólo necesitas una conexión a Internet, ofrécete a trabajar como implant.

8. Entrena a tu equipo amateur.
¿Quién dice que un autónomo no puede tener un gran equipo de ayudantes? Recurrir a los más cercanos para tareas que no les requieran mucho esfuerzo mejorará tu imagen, en la medida en que acelere tu capacidad de respuesta al cliente.

9. Ofrece más servicios.
No reduzcas tu cartera de servicios a tu especialidad: una forma de parecer más grande es atender a tus clientes en más áreas.

10. Recurre a lo oficial.
En asuntos especialmente sensibles, ofrece a tus clientes información avalada por instituciones de prestigio y fuentes oficiales.

11. Web de marca.
Igual que te pones el traje bueno para una reunión, viste tu web con el mejor diseño.
Fecha
24/Ene/2012
Etiquetas
micropymes negocios pequeño tamaño imagen

x
Cómo salir de  la crisis

Cómo salir de la crisis

La desaparición del crédito al consumo y su consecuencia inevitable, la caída de las ventas, están poniendo a prueba la supervivencia de las PyMEs. Sin embargo, aquellas que aprovechen las ventajas competitivas que les dan su tamaño y flexibilidad, pueden emerger fortalecidas una vez que pase la cri...

11/May/2011
Consejos para empresas pequeñas

Consejos para empresas pequeñas

El prestigiado gurú de mercadotecnia Al Ries escribe en Adage.com que la pregunta más frecuente que le hacen en sus conferencias y seminarios es ¿Qué reglas especiales tiene para las pequeñas empresas? Ries dice que su respuesta es siempre la misma: no hay reglas.

13/Ene/2011
Compartir

Boletín por email

Info
Cargando...